Irma arrasó con todo en los cayos de Florida - Tribuna de Delicias

Tribuna de Delicias

Periodismo Independiente

test banner

Breaking

Home Top Ad

Post Top Ad

Responsive Ads Here

miércoles, septiembre 13

Irma arrasó con todo en los cayos de Florida

Resultado de imagen para Irma arrasó con todo en los cayos de FloridaIrma deja a los residentes aterrados de que los dueños del lote barran la zona con topadoras y construyan algún lujoso hotel

Islamorada, Estados Unidos, 12 Set 2017 (AFP) - Patty Purdo llora cuando entra el martes a su casa rodante en los cayos de Florida, devastados por la furia del huracán Irma. Está destruida y sus puertas bloqueadas por escombros. "Tuve que abrir un hueco con una motosierra para sacar algunas de mis cosas", dice. 
Cuando entra a través de un hueco desigual en un costado de su vivienda, se pone a llorar. 
El panorama es desastroso en el estacionamiento de casas rodantes Seabreeze, en Islamorada, un cayo a mitad de camino en la hilera de islotes que caen desde el sur de Florida y acaban en Key West. 
"Este era mi porche", dice Patty, señalando una pila de escombros. Ríe nerviosamente. "Soy horticultora. ¿Es muy raro que me preocupe por mis plantas? Yo amaba mis plantas..." 
Pero las plantas, así como todo lo demás, desapareció. 
Los residentes creen que al menos tres cuartas partes de los 'trailers' colapsaron hasta los cimientos por el azote de Irma, cuyo ojo barrió los cayos desde el domingo en la madrugada con intensidad de 4 sobre 5. 
Lo que antes era una comunidad de 106 trailers ahora es un montón de escombros. Entre las pilas de madera y montañas de arena que trajo el mar se amontonaban colchones, radios, televisores, muebles destrozados e incluso una moto de agua. 
Foto: Agencia AFP
Ahora los residentes están aterrados de que los dueños del lote barran la zona con topadoras y construyan algún lujoso hotel, lo que los dejaría aún más en la calle. 
"No nos queremos ir", llora Patty, una mesera de 55 años. "Nosotros somos la gente que te sirve la cena y el almuerzo y el café por la mañana. Nosotros somos el pueblo, no somos la gente rica que vive aquí". 
Los Cayos de Florida son un arrecife de islas coralinas que se extienden 180 km desde el sur del estado y están conectadas por 42 puentes sobre el mar, que este martes estaba plácido y tan azul como el cielo despejado. 
La zona es un paraíso para los amantes de los deportes acuáticos, con sus pueblos playeros de aspecto rústico y sus característicos buzones de correo en forma de manatí, casi todos derribados por Irma.
Pero ahora el escenario es otro. A lo largo de la ruta hasta Islamorada se ven palmeras desraizadas, postes caídos y yates hundidos. Las casas están rodeadas de escombros. El olor entre marino y podrido llena el aire. 
La destrucción en los cayos comenzó a ser visible este martes cuando las autoridades abrieron el paso a los residentes hasta Islamorada, luego de haber limpiado la ruta de escombros, que ahora se acumulan en los bordes de ambas calzadas. 
Foto: Agencia AFP
Desde ese punto hasta Key West, el paso sigue cerrado hasta nuevo aviso debido a la "devastación" descrita el lunes por el gobernador, Rick Scott, cuando sobrevoló el área. 
"Sólo espero que todos hayan sobrevivido, lo que vimos fue horrible (...) Hay muchos daños", dijo Scott. 
En Key West tenía su casa el escritor Ernest Hemingway. Hoy es un popular destino turístico que, según reportes de prensa, se salvó de la furia del huracán, así como el famoso gato de seis dedos que la habita. 

Marilyn Ramos pudo entrar por fin este martes a su comercio, Habanos Restaurant, justo en la esquina donde las autoridades bloquean el paso hacia el sur.
El techo colapsó y el interior, oscuro, olía a algas y alimentos podridos.
"Es devastador pero somos una comunidad fuerte, vamos a poner esto a funcionar pronto", dijo la mujer de 44 años. 
También en Islamorada, el agua barrió una construcción de tres pisos con seis apartamentos que colapsó como un castillo de naipes. Las paredes destruidas dejaban ver adentro montones de colchones y enseres revueltos en medio de un olor fétido. 
A un par de kilómetros, una casa que se salvó de la destrucción tenía un velero de 40 pies de eslora en medio de lo que antes era el jardín y ahora es un montón de algas y arena. Llegó arrastrado por la marejada tras romper los diques. 
"Fuimos bendecidos porque el bote no chocó nuestra casa", dijo su dueño, Orlando Morejón, un cirujano de 51 años. "Hizo daños graves y habrá que hacer muchas reparaciones caras, pero la casa está aquí y, lo que es más importante, nosotros estamos aquí". 
Su problema ahora es localizar al dueño del bote para que se lo lleve. ¿DÓNDE SE ENCUENTRA JOSÉ?
El huracán José, degradado desde la madrugada del martes a categoría 1, la mínima en la escala Saffir-Simpson, en moverá en un circuito entre las Bahamas y las islas Bermudas, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) en su boletín de las 11 de noche del martes. 
Actualmente el ojo del huracán josé pasó al este de Bahamas, moviéndose a cerca de 9 mph (15 km/h), pero se espera que haga un circuito en el sentido de las manecillas del reloj durante las próximas 48 horas, desplazándose tarde el jueves hacia las Bermudas.

LOS REFUGIOS 

Los residentes de Florida que intentan reanudar sus vidas tras el paso del huracán Irma, ahora son víctimas de nuevos peligros como el calor bochornoso, accidentes al levantar escombros, incendios y emanaciones mortíferas de los generadores.
El miércoles, las autoridades reportaron la muerte de seis residentes de un hogar para ancianos en Hollywood que se quedó sin electricidad. Aunque se desconocen las causas, las autoridades creen que fue debido al calor. La policía y los bomberos iniciaron la evacuación del Centro de Rehabilitación Hollywood Hills debido a las muertes.
En la zona de Miami, desalojaron un edificio residencial para ancianos en Coral Gables al determinarse que la falta de electricidad lo volvía inseguro. En la residencia para jubilados Century Village de Pembroke Pines fue necesario ayudar a las personas varadas en pisos altos sin servicio de ascensores. Más de la mitad de los 15.000 residentes carecían de electricidad.

Cinco personas murieron y más de una decena recibieron tratamiento al aspirar el humo en las zonas de Orlando, Miami y Daytona Beach.

Aparte de estos decesos, al menos 13 personas murieron en circunstancias derivadas de Irma, en algunos casos al realizar la limpieza mucho después de la tormenta. Un hombre de Tampa que cortaba ramas con una motosierra murió cuando la herramienta se le escapó de las manos y le seccionó la arteria carótida.
Además se atribuyó a Irma cuatro muertes en Carolina del Sur y dos en Georgia. Al menos 37 personas murieron en el Caribe.
En los Cayos de la Florida, autoridades locales rechazaron el cálculo inicial de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) de que el 25% de las viviendas fueron destruidas y el resto sufrieron daños graves.
“El daño parece enorme desde el aire, pero cuando se levantan los árboles y los escombros, se ve que las casas no sufrieron tanto daño”, dijo la comisionada de salud del condado de Monroe, Heather Carruthers.
Los Cayos sufrieron el impacto pleno de Irma, que llegó el domingo con vientos de 209 kilómetros por hora (130 millas).
El asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, Tom Bossert, dijo que el gobierno federal buscar asistir a los habitantes de los cayos con ayuda para alquilar alojamiento en hoteles o viviendas prefabricadas. Trump planea viajar a Florida el jueves.
Bossert dijo a Fox News que durante su visita, Trump “verificará que las tropas que envió están cumpliendo sus tareas y agradecerá a la gente que ha estado trabajando sin descanso”.
El costo económico de Irma para Florida incluye 250 millones de dólares en gastos de preparativos y recuperación de 31 agencias estatales. Los funcionarios de agricultura estudian los daños sufridos por las plantaciones de cítricos.
El número de personas sin suministro eléctrico en medio del calor bochornoso de fines del verano bajó a 2,5 millones, apenas por debajo de la mitad de la población. Las compañías de electricidad dijeron que la plena restauración del servicio les tomará 10 días o más. Unas 110.000 personas seguían alojadas en refugios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here

Páginas