SIGUE RAYMUNDO MATA CON "PENDEJITIS" AGUDA; JULIO EL "DIABLO" IBARRA BENDICE A JBR Y DEMANDA A MUNICIPIO; CALLARON A BOTELLO - Tribuna de Delicias

Tribuna de Delicias

Periodismo Independiente

test banner

Breaking

Home Top Ad

Post Top Ad

Responsive Ads Here

martes, septiembre 13

SIGUE RAYMUNDO MATA CON "PENDEJITIS" AGUDA; JULIO EL "DIABLO" IBARRA BENDICE A JBR Y DEMANDA A MUNICIPIO; CALLARON A BOTELLO


Tribuna Libre
Por: Luis Camacho.
Luego de haber lanzado bendiciones al alcalde Jaime Beltrán del Río, el ex encargado del mobiliario que se utiliza en los eventos de la presidencia municipal, Julio César Ibarra Pacheco -ubicado por algunos como el "diablo" del PAN- interpuso una demanda laboral contra la administración municipal al considerarse victima de un despido injustificado.

La demanda laboral fue interpuesta hace dos semanas por Ibarra Pacheco siendo respaldado jurídicamente por el ex Secretario Municipal, licenciado Raymundo Mata Cárdenas quien automáticamente se convirtió en abogado del llamado “diablo” del PAN.

Lo interesante de este asunto, es que tanto el abogado Raymundo Mata, como el demandante Julio Ibarra, pertenecen a grupos políticos distintos dentro del Partido Acción Nacional (PAN). Ibarra, se involucra con el clan de los profetas, ese grupo líderes panistas que predicen el futuro y las catastrofs políticas a venir desde el estrado azul, mientras que Mata Cárdenas pertenece al sindicato de la limpieza de papel moneda, liderado por personajes muy bien ubicados por las agencias extranjeras.

Otro punto a destacar es que ambos están en la mira del Alcalde y por ende del Secretario Municipal.

A Julio Ibarra, ya le colgaron, casi como si fuese mérito político, una denuncia penal por el presunto robo de parte del mobiliario que estaba a su cargo. La denuncia fue interpuesta formalmente por parte de los abogados de la administración municipal que preside el contador público Jaime Beltrán del Río.

El otro, Raymundo Mata, de quien como abogado lo menos que se pudiera haber esperado es que predicara con su ejemplo la cultura de la legalidad, está a punto de ser denunciado penalmente por presentar de manera irregular varias incapacidades remitidas por un deshonesto galeno deliciense de nombre Thomas Bazán quien presuntamente le habría expedido dichos documentos a Mata Cárdenas de manera ilícita, por lo cual, con fundamento en el artículo 332 inciso III y IV del código penal del Estado de Chihuahua que a la letra dice:

ARTICULO 332. 
SE IMPONDRAN LAS PENAS SEÑALADAS EN EL ARTICULO 330, AL:

I. FUNCIONARIO O EMPLEADO QUE, POR ENGAÑO O POR SORPRESA, HICIERE QUE ALGUIEN FIRME UN DOCUMENTO PUBLICO, QUE NO HABRIA FIRMADO SABIENDO SU CONTENIDO;

II. NOTARIO, FEDATARIO O CUALQUIER OTRO SERVIDOR PUBLICO QUE, EN EJERCICIO DE SUS ATRIBUCIONES, EXPIDA UNA CERTIFICACION DE HECHOS QUE NO SEAN CIERTOS, DE FE DE LO QUE NO CONSTA EN AUTOS, REGISTROS, PROTOCOLOS O DOCUMENTOS;

III. QUE, PARA EXIMIRSE DE UN SERVICIO DEBIDO LEGALMENTE O DE UNA OBLIGACION IMPUESTA POR LA LEY, EXHIBA UNA CERTIFICACION DE ENFERMEDAD O IMPEDIMENTO QUE NO PADECE; 

IV. MEDICO QUE CERTIFIQUE FALSAMENTE QUE UNA PERSONA TIENE UNA ENFERMEDAD U OTRO IMPEDIMENTO BASTANTE PARA DISPENSARLA DE PRESTAR UN SERVICIO QUE EXIGE LA LEY, O DE CUMPLIR UNA OBLIGACION QUE ESTA IMPONE O PARA ADQUIRIR ALGUN DERECHO; O 

V. AL PERITO TRADUCTOR O PALEOGRAFO QUE PLASME HECHOS FALSOS O ALTERE LA VERDAD AL TRADUCIR O DESCIFRAR UN DOCUMENTO.

Raymundo Mata Cárdenas pudiera ser sujeto a una investigación judicial y sancionado como lo indica el artículo 330 del código penal del estado Chihuahua, por lo que de comprobarse su presunta culpabilidad pudiera alcanzar una pena de hasta 6 años de prisión y una multa de 100 a 1000 días de salario por tratarse de documentos que utilizaron para extraer recursos públicos de manera ilícita.

Artículo 330    
         
     ARTICULO 330. 

A QUIEN PARA OBTENER UN BENEFICIO O CAUSAR UN DAÑO, FALSIFIQUE O ALTERE UN DOCUMENTO PUBLICO O PRIVADO CON INDEPENDENCIA DEL RESULTADO OBTENIDO, SE LE IMPONDRAN DE TRES A SEIS AÑOS DE PRISION Y DE CIEN A MIL DIAS MULTA, TRATANDOSE DE DOCUMENTOS PUBLICOS Y DE SEIS MESES A TRES AÑOS DE PRISION Y DE CINCUENTA A QUINIENTOS DIAS MULTA, TRATANDOSE DE DOCUMENTOS PRIVADOS. 

LAS MISMAS PENAS SE IMPONDRAN A QUIEN, CON LOS FINES A QUE SE REFIERE EL PARRAFO ANTERIOR, HAGA USO DE UN DOCUMENTO FALSO O ALTERADO O HAGA USO INDEBIDO DE UN DOCUMENTO VERDADERO, EXPEDIDO A FAVOR DE OTRO, COMO SI HUBIERE SIDO EXPEDIDO A SU NOMBRE, O APROVECHE INDEBIDAMENTE UNA FIRMA O RUBRICA EN BLANCO.
   
Desde hace varias semanas el tema sido manejado en medios de comunicación locales, no obstante, no se ha aclarado el por qué hasta la fecha se plantea el interponer una denuncia penal por falsificación y/o alteración de documentos.


El síndico Raúl Botello parece que sufrió una extraña metamorfosis convirtiéndose -sin antes ser visto como oruga-, de guacamayo a avestruz al transformar su discurso "justiciero" en un sospechoso silencio que seguramente se extenderá hasta el 10 de octubre y de ahí a fingir sufrir también de pendejitis. Pues como se recordará, el señor de las mil coronas (heladas) fue de los primeros en acusar a Mata Cárdenas de mentiroso al asegurar que no estaba enfermo, insinuando que el ex secretario Raymundo Mata "se hace pendejo".

Sin embargo, poco después, enterró la cabeza bajo la tierra, cual aveztruz asustada, y se negó a hablar abiertamente del tema arguyendo que “está viendo el asunto” quedando también como un síndico perplejo, algo  que ya se le está haciendo costumbre, pues la realidad es que los últimos tres años los pasó cortando listones azules y pateando moños como escaparate perfecto a su nula capacidad para desempeñar un cargo como el que el sencillo y popular personaje ostenta.

Mientras que Eloy Lerma Fernández, cuarto Secretario del Ayuntamiento 2013-2016, no ha accedido a dar una entrevista a este medio, a razón percibida por mera suspicacia, que lo que quizá pretende es ocultar su intención de ganar tiempo para persuadir al licenciado Raymundo Mata para que este acepte firmar su renuncia y pare de exigir una presunta indemnización cuyo monto se acerca al medio millón de pesos, -descarado el licenciadillo- a cambio de que no ser denunciado por estafa o lo que resulte; esto antes de exhibirlo nuevamente de manera mediática. Una negociación que se antoja que a ojo de cualquier ciudadano resultaría inexcusablemente corrupta, pues de fraguarse dicho plan, Lerma Fernández estaría acreditando que las incapacidades presentadas por los presuntos infractores no son ilegales como había acusado antes. Toda una ironía política.

Algo seguramente muchos desconocen es que en la pendejitis que aparenta padecer Raymundo Mata se ha escudado también para evadir pagar por las terapias que a últimas fechas recibe en el DIF municipal, alegando que es aún es servidor público a pesar de que fue dado de baja de la nómina municipal desde hace varias semanas. El costo de recuperación por dichas terapias es de 60 pesos, monto con el cual el DIF municipal recava fondos para el pago de personal externo, mantenimiento de instalaciones, y otros desembolsos que tiene que ejercer. Pero que a pesar de que ni a las personas de escasos recursos se les condona el pago, Raymundo Mata ha intentado en varias ocasiones  evadir. Lo más lamentable es que para la enfermedad que sufre o aparenta padecer el otrora funcionario público, no hay otra opción que volver a la realidad, pues es poco probable que con terapias , pastillas o menjurjes de la pendejitis se pueda curar.

Quizá por novatez o pendejez el abogado Raymundo Mata no sabe o no logra discernir o como diría acertadamente el folclórico Síndico Raúl Botello, "yo creo que Ray todavía se esta haciendo pendejo". Y es que lo que está perdiendo el abogado del diablo  no es solo la poca credibilidad que hace meses aún tenía, sino algo más valioso que los más de 50 mil pesos que, se presume, extrajo de manera ilicita de las arcas municipales al presentar incapacidades aprocrifas: su tiempo.

 Tiempo, ese invaluable tesoro que se detiene solo cuando a la vista  o en la mente se tiene al ser amado; tiempo que asesorando a Julio César Ibarra Pacheco no repondrá, de quien ojala no se haya encariñado tanto como para pensar que las horas invertidas en su defendido vayan a tener alguna retibución más allá del daño que imagina causar al "Señor de las Canas", lease Jaime Baltrán del Río, quien por ahora solo piensa en afinar la garganta para lo que será el último de sus gritos como edil, si es que en dos o cinco años no regresa.

Pues todo parece indicar que el "diablo" del PAN sólo está administrando con sagacidad el odio que siente su torpe abogado hacia el alcalde Jaime Beltrán del Río, animadversión que, sin duda, por ambos es compartida.

El rencor hacía los llamados beltranistas, es una afinidad que a Raymundo y Julio Mantiene unidos, sin saber, Raymundo, que sus jefes políticos Issa y Ruvalcaba son amigos del maduro y colmilludo alcalde saliente.

El resultado es que a Julio es al único a quien esta situación le ha favorecido, tanto como para entretenerse lejos de su cabaña; pues su ingenuo abogado desconoce que su defendido seguramente retirará dicha demanda laboral una vez que el presidente electo Eliseo Compean Fernández ordene que sea reainstalado al cargo que anteriormente ocupaba en la actual administración que en menos de un mes termina.
Tal y como segura e inequívocamente lo debe tener contemplado en sus planes Julio Ibarra. No ha de ser solo por su fría mirada y sonrisa demoníaca por lo que algunos le conocen como el “diablo” del PAN.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here

Páginas