Ciduad de México. Petróleos Mexicanos (Pemex) mantiene una deuda de 120 mil millones de pesos con sus proveedores, por lo que trabaja con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para determinar los mecanismos necesarios para poder reducir este monto a la mitad.
Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dijo que aun cuando la petrolera logró finiquitar el adeudo con 90 por ciento de sus empresas contratistas, éstas son pequeñas y medianas, por lo que todavía están pendientes las grandes compañías.
Entrevistado luego de una reunión que empresarios sostuvieron con el titular de la Secretaría de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, así como con el director de Pemex, José Antonio González Anaya, y el director de CFE, Enrique Ochoa Reza, mencionó que una de las estrategias para mejorar la situación de la empresa va encaminada a capitalizarla mediante la venta de activos no prioritarios.
Algunos ahorros que se tendrán al buscar alianzas estratégicas en coinversiones, en activos que ya no son necesarios, como los fertilizantes, pues no es el enfoque de su negocio, la desinversión les generara recursos para darle un encausamiento a las prestaciones laborales de los propios trabajadores y enfocar recursos a donde están las áreas de exploración y producción”, dijo.
Es así que esos 120 mil millones de pesos, representa el adeudo a 10 por ciento de sus proveedores, que son grandes, por lo que estarán evaluando y negociando los montos en cada uno de los casos.